martes, 24 de noviembre de 2009

...

Tras los sollozos
de la madrugada,
la aurora se cuela
entre mis sábanas blancas,
y junto con mi corazón roto,
me imploran tu olvido.
¡Qué ruin es eso llamado amor!
Fingiré tu olvido,cierto,
pero mis lágrimas
te seguirán recordando
el dolor que siento.

No hay comentarios: