martes, 24 de noviembre de 2009

Por ti...

La aurora golpea mi ventana.
Afrodita ya ha despertado,
sin embargo yo hago un intento por retenerte en sueños.
-¡Qué amanecer tan amargo!-suspiro.
-¿Niña,por qué amor te lamentas?-
se asombra mi diosa.
-Por el de una musa que se ha llevado consigo
hasta mi raciocinio,mi diosa querida-.
-¿Y por qué no me has puesto
antes en aviso?-dice pensativa.
-Porque,aunque cierto es que,
su amor deseo poseer,no sólo su eros,
que es,sin ofender,lo que tú
me vas a ofrecer,calmará mi sed.
Y no sólo por fuego me gustaría poseerla.
Afrodita querida,yo anhelo saber de sus inquietudes
y sus miedos
y muero por ser su complice...

No hay comentarios: