jueves, 1 de abril de 2010

Entonces y sólo entonces,fue cuando decidí perderme en sus ojos aunque sabía que el brillo que vería en ellos no iba a ser el de ella sino el tuyo...

No hay comentarios: